Contrapaso. Los hijos de los otros de Teresa Valero- Reseña Cómic

Contrapaso. Los hijos de los otros de Teresa Valero proyecta sombras y escenarios retorcidos sobre un semanario de sucesos. Una reflexión sobre la libertad y la condición humana.

 

 

Contrapaso. Los hijos de los otros de Teresa Valero es una obra magistralmente orquestada, de paladares sensibles, estamos ante una puesta en escena de fondo discursivo muy bien resuelto. Los diálogos, que miran el pasado de la guerra que abandonaba España, nos dejan desprotegidos frente una crónica de ideología fascista, con una realidad mucho más oscura y cruel al albur del destino.

Desde la primera viñeta el misterio proto-feminista es el elemento clave, un interludio prometedor arrebatadoramente noir.

 

Contrapaso RESEÑA
Contrapaso. Los hijos de los otros de Teresa Valero

El inicio asoma el descubrimiento del cadáver escarificado de una mujer, unos restos encontrado a la orilla de un río. Para cubrir las crónicas e invitarnos a pensar están los personajes de, Emilio Sanz y un sobresaliente Léon Lenoir, periodistas de sucesos en la dictadura de Franco y con el peso de la historia sobre sus hombros. Redactores tintados en la tónica de una prensa amordazada.

Los diálogos febriles y afilados estan escritos entre luces y sombras, todos ellos elevan la obra sin bajar en ningún momento la intensidad conforme avanzas. La lectura mantiene perfectamente el pulso del cómic y los pilares que equilibran la obra. El desarrollo cubre perfectamente los cumplidos que han recibido hasta ahora.

 

…porque si no pueden decir lo que piensan, si pueden no decir lo que no piensan… en todo caso para los interesados os diré que la química y la tensión es lo más sobresaliente de este cómic.

Madrid, 1956.

La frescura del arranque despliega en cada página esa necesidad de continuarla, la trama engancha, sabe como tratar al lector. Las frenéticas 152 páginas revelan una pátina narrativa de asesinatos abominables en una jugada maestra.

Lo que obtenemos es, una elegantísima trama que arranca los reflejos de las pasiones torturadas de quienes deambulaban por ellas. La estética es heredera de la represión y la tortura, toda una declaración de intenciones que etiquetan no solo la inteligencia de Valero, también la experiencia pasada en animación, dinamizando el diseño.

Contrapaso. Los hijos de los otros está fabricado por una serie de asesinatos, mentiras, trampas y chantajes, el propio relato establece una serie de patrones de doble moralidad. Por las páginas se pasea una intriga que aporta respeto, pero nada se escapa del análisis y quien suscribe una primicia, se conforma con cambiar lo que haga falta, mantenerse al margen, a eso se reduce todo. La multitud de personajes que encontraremos en este cómic, todos perfectamente caracterizados, se deslizan por un trazo de credibilidad encerrada en una obra de ficción, basada en hechos reales.

 

Todos intentan ocultar la verdad, pero los rostros atormentados revelan secretos, sufrimientos y misterios. La oscura trama implica a algunos de los médicos más prestigiosos del régimen y los confrontará con el pasado.

 

Contrapaso
Contrapaso. Los hijos de los otros de Teresa Valero

Aparte del escenario impecable, el trabajo de ilustración intuye un tapiz monumental, el de una España de atmósfera claroscura, con sombras duras que la dictadura quiso silenciar. En suma, el fondo de dramas y resentimientos estan empaquetados en un esquema muy socorrido, pero con una interesantísima capacidad para pavimentarlo en la lista de comics imprescindibles.

CONTRAPASO. LOS HIJOS DE LOS OTROS
Contrapaso. Los hijos de los otros de Teresa Valero es una de las lecturas del año.

 

 

Como explica Valero en el apéndice del tomo comercializado por Norma Editorial. Contrapaso. Los hijos de los otros, representa un trabajo colosal. Cuatro años para documentar las tensiones políticas e informar de unos hechos que, según el Régimen, “en España no pasaban”. Las hipocresías de la época se centra en un mundo de mujeres, bajo la dependencia social de los hombres y, en un mundo cerrado con candados como pretexto para examinar las heridas que dejó la represión posterior a la Guerra Civil española.

 

Puedes encontrar referencias de Blacksad de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido o películas como Seven de David Fincher, incluso los códigos del cine negro de Howard Hawks y Billy Wilder como pretexto para auscultar debilidades, pero no es tan sencillo hacer funcionar tan bien el género, para entendernos, a pesar de moverse en un registro clásico, Teresa Valero ratifica aquí, con Contrapaso, su enorme talento.

De este modo no os apresuréis a devorarla, esta novela negra merece sumergirse en ella…. Pero por encima de todo, nos queda la esperanza de una secuela que esperamos con impaciencia, confio que sea pronto.

 

Cartoné

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies