Corto Maltés: LAS CÉLTICAS – Reseña Cómic

CORTO-MALTES. SéptimoYNoveno

Hugo Pratt y Corto Maltés se diluyen en melancolía y sueños, irrumpiendo con Las célticas, un título ensamblado en un ambiente que transita por el período de la Primera Guerra Mundial.

 


Se transcribe en espacios abiertos y con un ritmo sostenido por el carisma de uno de los marineros más populares del noveno arte.

 

Corto Maltés: Las célticas evoca la lucha por la libertad. Una libertad ubicada en Gran Bretaña, el norte de Francia e Irlanda, estacionándose en seis episodios diferentes; que va desde la laguna veneciana pasando por Stonehenge. un extenso e intrincado recarrido en busca de un mapa que convive en una aventura del todo inesperada, para encontrar un tesoro escondido en las líneas enemigas.

 

 

Corto Maltés en Las Célticas se convertirá en un aliado del IRA contra el invasor británico y será cómplice de Merlín el Mago para derrotar un complot alemán.

 

Cada historia tiene lugar en el mismo periodo (1917-1918) en este tramo de la crónica Prat muestra una red tejida por la historia, en algunas habitan momentos silenciosos. En todas, la actitud de Corto es la de un héroe viajero que tiene amigos en todas partes, llegando incluso a mostrar sin dificultades o con ellas, un enfoque despreocupado e irónico, desentrañando el horror de una guerra. Como en un Concierto en O´ menor para un arpa y nitroglicerina, liderado entre la realidad y la ficción… Todo un homenaje al teatro en la imaginación del Hidalgo Caballero Cervantes de sutil equilibrio entre sueños y regencias literarias, un cambio constante de discurso en parcelas desiguales.

Corto Maltes: Las célticas apela la guerra mitológica y la guerra real.

 

Ugo Eugenio Pratt creador de Corto Maltese defendió siempre con soledad la realidad que no le gustaba. En su infancia esa soledad, se acompañaba siempre de libros, películas y cómics. Una fina y quebrada línea, que distanciaba la realidad de la fantasía.

 

Las adaptaciones juveniles de los clásicos de la literatura griega y anglosajona, el cine de Hollywood y Tim Tyler´s Luck (traducida en España comoJorge y Fernando) de Lyman Young y Terry o los piratas de su adorado Milton Caniff, entre otros, muchos de ellos de la factoría Disney, serán el pretexto para desarrollar en él una extraordinaria imaginación. Un estilo que deja espacio suficiente al auténtico mito literario del siglo XX . Un marinero mercante que recorre el mundo llamado Corto Maltes nacido en Córdoba 1887 y con una fina linea en la mano de clara fortuna.

 

Con el tiempo, a pesar de los perjuicios y vacío de la cultura oficial hacia la historieta, Hugo crea un personaje de aspecto y carácter venturero, un ser romántico que vive bajo su propio credo y bandera, cargado de ilusión y leyendas de desigual cultura.

 

Pratt de ascendientes francoingleses, judioespañoles y turcos repartirá su tiempo entre el dibujo, los viajes y las extravagancias mundanas.

 

 

CORTO-MALTES
Viñeta de Las célticas

 

Las Célticas se expone en seis episodios que componen todo el ciclo celta, con la secuencia original en la que fueron concebidos. Corto deambula por la Gran Guerra europea abriéndose paso por la ciudad de los canales. Una transición entre el ciclo de America Latina y el ciclo europeo y con el propósito de alcanzar El Dorado, consigue llevar a cabo una buena historia donde se encontrará con una antigua compañera de batallas, también estará rodeado de magia y figuras de ensueño y legendarias, desde el joven Hemingway hasta el Barón Rojo en su último vuelo. Relatos que convierte la historia en un curioso ejemplo de traidores y espías, sostentado trazos correctos y apresurados, eso si, más peligrosos que nunca.

 

Un marino icónico que se desplaza por el túnel del tiempo. Un amigo con el que caminar por las hojas, mientras viajamos y compartir aventuras exageradas por muchos personajes.

 

 

CORTO-MALTÉS.-7&9
CORTO-MALTÉS. Las célticas-7&9

 

 

El ángel de la ventana de oriente”, ” Bajo la bandera de oro”, ”Concierto en O´ menor para arpa y nitroglicerina”, “El sueño de una mañana de invierno”, “Vinos de Borgoña y rosas de Picardía” y “En el tinglado de la antigua farsa”; Son los títulos que componen Las Célticas. Publicado por primera vez en España en 1978, Prat escribe el guión según dibuja el devenir de un marino de largas patillas que busca tesoros de tejido imaginario.

 

Norma Editorial abrirá el álbum con un prefacio de Paco Linares Micó con ilustraciones de Pratt. Es la cuarta entrega del clásico en su edición definitiva, disponible en color o blanco y negro.

Cajas de Las célticas

Corto Maltes: Las célticas se desliza por los sueños literarios de las mitologias que los nutren.

 

Con el distintivo negro vigoroso, a golpe seco del dibujo y la narración, le permite tomar el rumbo de relato cargados de lirismo. Hugo acompañará el sentimiento que pretende en las ilustraciones; salpicadas casi todas de recursos ligados a la técnica cinematográfica en el montaje de los planos, para narrar las historias.

 

La fórmula que alude la acción se balancea de claridad expositiva y profundidad psicológica. Con los personajes cargados muchas veces de un silencio demoledor,  al tomo se le puede apreciar el proceso de elaboración las viñetas de vaho intrigante como preámbulo al conflicto y la muerte, desarrollada en alguna escena concreta, momentos puntuales de profundos trazos, potenciando protagonismo al símil y la metáfora. Corto se convierte en una excusa para la trama, para contarnos un trocito de historia, un héroe solitario con pequeñas porciones de hechos y batallas que forman parte de algo.

 

Nuestro protagonista recorrerá el sendero de los valores éticos en legítima defensa de la aventura.

 

Corto Maltés mostrará bajo su gorra de plato, un señorío digno de la literatura caballeresca. Asumiendo la defensa que protegerá las tradiciones frente a los invasores sajones, bien sea a través de la pantomima a modo de comedia dentro de la historia principal, o con bocadillos ausentes sentado frente al mar, con la mirada perdida en el horizonte. Los dos últimos capítulos llevan al fin el conflicto bélico. Corto asistirá en Vaux-Sur-Somme (norte de Francia) al fin del temido aviador alemán Mandfred von Richthofen.

 

En nuestros días sigue viva la marca que Pratt elevó a noveno arte, una marca de cifrados bordes aventureros donde sucede la acción que nos hará soñar.

 


Pueden interesarle los siguientes enlaces;

Reseña. Mientras dure la guerra.

Los contrabandistas de Moonfleet -1955 Reseña

Matar a un Ruiseñor

Carta sin acuse a Eastwood

THORGAL. Integral-2 de Grzegorz Rosinski y Jean Van Hamme – Reseña

¡Kota, ven! Takashi Murakami- Reseña Cómic


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *