Paco Roca – Los surcos del azar. Reseña

Los surcos del azar. Paco Roca

Los surcos del azar. Paco Roca

 Los surcos del azar de Paco Roca insiste en una verdad absoluta, manifiesta en una obra maestra necesaria en el apartado gráfico.

 

A través de los recuerdos de Miguel Ruiz, republicano español exiliado en Francia
Una historia a través de los recuerdos de Miguel Campos, republicano español exiliado en Francia.

Los surcos del azar de Paco Roca es una referencia difícilmente superable.

Sus versos siguen mostrando el camino despues de tantos años. Con el alma en el último surco, con el cuerpo en la última tierra Antonio Machado decía, “¿Para qué llamar caminos a los surcos del azar?… “. De una manera sencilla Paco Roca sedimenta en nosotros tanto a nivel estético como a nivel ético una parte de la historia poco conocida por los españoles e incluso por los franceses. Los soldados del general Leclerc comandados por el capitán Dronne, tuvieron una destacada participación en la liberación de París, el 24 de agosto de 1944, de los 160 soldados 146 eran españoles.

 

Los surcos del azar de Paco Roca hace referencia a varias frases de Antonio Machado, “sólo se pierde lo que se guarda; sólo se gana lo que se da”. 

 

Paco Roca, uno de los mejores artistas contemporáneos del panorama nacional, recupera la memoria histórica con una meticulosa reconstrucción bajo el influjo de Evelyn Mesquida, al asistir a la presentación de su libro. Los republicanos que lucharon contra el nazismo, una historia increíble reforzada por las vicisitudes por las que fueron pasando.

En colaboración con Rober S. Coale, –historiador americano y doctorado en Estudios Hispánicos por la Universidad de París, experto de las brigadas internacionales y del exilio español en Francia-, interpretaron la historia para una obra maestra de la novela gráfica.

"Los

La idea de contar la historia a modo de una entrevista parece incluso necesaria. El anonimato de los excombatientes de “La Nueve” aparece latente, se cierra en un pasado hermético. Incluso el cómic muestra en el inicio como introducción, a un anciano que no quiere relacionarse. La historia se desarrolla alrededor de un hombre, Miguel Campos que desapareció y no se supo nada de él, nunca se encontró su cuerpo. Recordado en los parrafos de un diario, el del capitán Dronne, reseñado como un hombre muy valiente, las líneas relatan a una persona dotada para la estrategia de enorme valor.

El autor decide convertir a Miguel Campos en una figura esquematizada en la viñeta, y en una dimensión metaficcional a modo de flashbacks en continua búsqueda del personaje principal, cambiando su apellido de Campos a Ruiz pero no la realidad de una historia en armonía de interes y recuerdos que empezaban a viajar a través del lápiz de un escritor y un protagonista muy valiente, un hombre con un don para la estrategia, se infiltraba en las líneas enemigas haciendo actos de sabotaje con historias increíbles en referencia la trama que pivota alrededor de su figura.

La trama reconstruye en ‘Los surcos del azar‘ la enorme incertidumbre de tener que luchar diariamente por la vida.

Parecía imposible hablar en primera persona sin dibujarse y Paco Roca se nos presenta con aire de documental y gran fuerza dramática, un joven periodista desarrolla una historia entrevistando a un combatiente Miguel Ruiz sin ganas de recuperar la memoria, nunca había hablado de su pasado ni de su lucha. Con la banda sonora de Machado, “pena cansancio y frío“, y con escenas del pasado a las órdenes del general Leclerc el autor resume un alegato con colores apagados que devuelve a la luz una historia que hubiera acentuado la vida de unos valientes. El presente se representa en blanco y negro, separando ambas realidades sin apenas distinguirse, lo que fuimos y lo que somos.

"Los

 

La muerte del poeta sucede en el año 1939, al sur de Francia -a diferencia de muchos intelectuales, seguía fiel a la causa republicana- simboliza para Paco Roca, el sentimiento del exilio español, la tristeza, el cansancio y la pérdida de ilusiones.

 

 

 

 

El cómic se abre al inicio, en el puerto de Alicante con trazos desgarradores de una guerra civil. Existía el temor a los bombardeos, se tejía una represión segura y se corrió la voz de que el puerto de Alicante era el sitio ideal para escapar ante la supuesta presencia de barcos británicos. Se calcula que llegaron hasta 20.000 republicanos españoles para salvarse, reinaba el desorden y la confusión entre mujeres, niños, ancianos… Es por ello que miles de refugiados se reunieron allí esperando una ayuda que nunca llegó. Una minoría encontró un lugar a bordo del Stanbrook, el único barco que pudo llegar a puerto, fue el comienzo de una larga historia.

Así mismo el ritmo aleatorio del destino desentierra a los personajes en Marruecos, Argelia y Senegal. El tono formará parte de la estrategia narrativa, la realista línea clara crea capacidad de generar soldados valientes en trazos de crueldad infinita hacia ellos, con años de sufrimiento arraigado al antojo que la guerra hace de la barbarie. La fuerza de sus voces constituye el relato certero al bando del valor y la lealtad.

 

Es con el pasado donde podemos reconciliarnos, donde se revela la verdad de los hechos.

Por último, Roca alcanza la cumbre con esta obra. Un antes y un después necesario que ofrece una carga emocional por exigencia moral, una atmósfera bélica e injusta que descubrimos a través de las pupilas de unos valienes por absurdas exigencias de un guión escrito en color rojo y en momentos de gran intensidad.

La editorial vasca Astiberri, reedita este título seis años después de su primera edición (2013). Añade un apéndice de 24 páginas con nuevos datos sobre Miguel Campos, el protagonista del libro que consigue emocionarnos en 328 páginas más los extras, impresas de memoria, el heroico pasado de unos soldados españoles republicanos, exiliados por el conducto del lápiz, entre cafés y tertulias se revela con orgullo el valor de lo vivido.

 


Te recomendamos;

Epiléptico. La ascensión del Gran Mal, David B – Reseña cómic

Reseña. Mientras dure la guerra.

Leonardo Da Vinci: La Sombra de la Conspiración – Reseña

Manicomio. Una historia real

 


 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *