La juventud de blueberry – Reseña Serie

juventud de blueberry charlier y giraud Teniente Blueberry Michael Steven Donovan oeste comic francobelga

resena la juventud de Blueberry.

Paralelamente al ciclo del Teniente Blueberry y Marshall Blueberry, Giraud decide dar luz con La juventud de blueberry al pasado sureño de Mike Donovan, con una saga donde el peso absoluto está en la génesis de la serie.

 

 

La juventud de Blueberry (1861-1865) no es una simple serie, es la ramificación que cose la puntada del uniformado “Nariz Rota“, una costura que conjuga la astucia aventurera de continuo concierto con el galope de la ganadería equina.

Charlier y Giraud reúnen diversos tópicos que se caracterizan por un tratamiento de precisión en una precuela necesaria. Un ejemplo para entender la orfebrería de una serie que surgió en Fort Navajo en 1963.

 

Un pincel seguro y unos álbumes de culto derivan en la insignia del género.

 

Un joven lleno de aptitudes y salvajemente cautivador e indisciplinado da un nuevo giro de tuerca a la aventura con una nueva travesía que nos propone añadir en su hoja de servicios un militar fiel y valiente tambien. Un referente indiscutible, un mito apoyado en el noveno arte.

Hablamos del famoso lugarteniente de la historieta franco-belga, El joven Blueberry un cowboy a galope tendido en el personal universo del autor, donde sus constantes personales tienen un curso bien definido, una imagen que supura todos los clichés del western americano.

Su contribución en la trama mueve a todos los personajes secundarios frente a los brotes de acción que le depara el destino. Le acompaña una Guerra Civil que desgarra a los Estados Unidos y, el soldado de segunda clase corneta de la caballería de Sheridan. Un militar que avanza en las páginas bajo un sol despiadado, sintetizado en un envoltorio de llanuras desérticas y tórridas.

La juventud de Blueberry albumes 7&9
12.La juventud de Blueberry, 13.Un yankee llamado Blueberry, 14.Jinete azul y 25.Los demonios de Missouri

 

La juventud de blueberry 1861. La esclavitud sigue siendo una epidemia en el sur de los Estados Unidos, donde los plantadores de algodón se enriquecen a costa de los negros.

La atmósfera política de aquellos años pasaba por la elección de Lincoln a la presidencia, amenazando el poderío de los esclavistas. Los tapices en la historia del protagonista se extienden cerca de Augusta, Georgia.

Michael Steven Donovan nacía el 30 de octubre de 1843, hijo de un agricultor sureño muy acomodado y de sesgo racista, (eran tiempos de crecimiento y prosperidad), el tabaco y el cultivo del azúcar en el Sur profundo dio lugar a grandes plantaciones, pero sobre todo, la de la flor caduca del algodón. La India ya no era capaz de producir la cantidad necesaria y eso alentó a los comerciantes que comenzaron a prever la demanda del algodón en los Estados Unidos, un cultivo mucho más barato por la ventajosa mano de obra de los esclavos.

 

Los nacionalistas de la Unión proclamaron lealtad a la Constitución de los Estados Unidos. Se enfrentaron a secesionistas de los Estados Confederados, que defendían los derechos de los estados a expandir la esclavitud.

 

 

Michael Steven Donovan
Michael Steven Donovan

 

Las historias incluidas en la serie parece haberse detenido en el universo Blueberry, al leerlas agrupadas y en orden sucesivo ganan profundidad. Los cuatro primeros volumenes producen de todo menos indiferencia, Charlier y Giraud tienen una habilidad especial para meterse en líos, en La juventud de Blueberry, Un yankee llamado Blueberry, Jinete azul y Los demonios de Missouri el joven vaquero equilibria cuentas con la Guerra de Secesión.

 

Donovan se ve obligado a huir hacia el norte después de ser incriminado por el asesinato del padre de su prometida, Harriet Tucker. A partir de aquí, los autores abren capítulos con incursiones de símil cinematográfico. En ese contexto ubicaremos a nuestro aventurero protagonista con suficiente margen de maniobra para recoger el testigo del mito.

 

 

Este spin-off, le da a la obra otro sabor, esta impregnado por la fuerte influencia de la serie principal, por el magnético Teniente Blueberry (1869-1881) y por un fondo histórico, repatriando constantemente el argumento a la peligrosa y desértica tierra del oeste.

 

 

27.Terror sobre Kansas, 28.El raid infernal, 30.Persecución implacable, 33.Tres hombres para Atlanta.

 

 

 

Terror sobre Kansas, quinto álbum de la serie, marca el traspaso entre Colin Wilson y Jean Giraud con unos dibujos repletos de referencias históricas, uniformados y costumbrista con la obra, la ilustración transcurre con interés por el transitado sendero del futuro lugarteniente.

Así mismo Wilson mostró un estilo propio, respetuoso con el terreno abonado de Giraud y los procesos de expansión, se aleja de esa perfección pero consigue sumergirnos en el mito uniformado, al borde de un estilo basicamente comercial y algunas veces cogido por los pelos, no obstante, surgen historietas interesantes a pesar de ese regusto en diversas ocasiones.

Dado el carácter central de la obra Wilson profundiza en la historia, el punto cardinal de la serie que no es otro que la constatación de la Guerra.

34. El precio de la sangre, 37. La solución Pinkerton, 40. La senda de los malditos, 41. Último tren hacia Washington

Con La juventud de Blueberry podemos decir que el oeste forjo su leyenda!!

 

En la primavera de 1863, se despunta una lucha feroz y sin cuartel, ensangrienta la frontera del Kansas unionista y el Missouri de la confederación. Es una guerra sobre todo de tropas irregulares, de un lado los “Jayhawkers” al mando del senador Jimmy Lane y por el otro lado Missouri, los hombres de William C.Quantrill. Wilson continua en El Raid Infernal, con un pincel seguro y unos álbumes sin tapujos, cimentando la insignia del género.

 

 

En el flujo de la lectura La juventud de Blueberry se remueve entre arenas movidizas si no fuera por la fuerte influencia de la serie principal, el Teniente Blueberry (1869-1881).

44. Hay que matar a Lincoln, 46. El carnicero de Cincinnati, 47. La sirena de Veracruz, 48. 100 dolares para morir.

 

De igual forma la persecución despiadada se relata y continua en Persecución Implacable, el séptimo volumen de la serie. Francois Corteggiani sucede a Jean-Michel Charlier con un resultado correcto. La acción es fiel a sus inicios y ofrece pistas de una trama muy interesante. Destacan dos personajes Bowman y el sargento Grayson.

Tres hombres para Atlanta, recoge la Batalla de Kennesaw, Mountain junio de 1864, la guerra está omnipresente. Es el segundo álbum escrito por Corteggiani y se le nota más cómodo. El precio de la sangre en el noveno título y marca el final de la colaboración entre Colin Wilson y Francois Corteggiani. Como resultado la guerra pasa a un segundo plano y la formula se reconoce clásica, el duplo autoral se muestra atento al estilo para mantenerse en pie.

 

Un claro discurso de reivindicación hace que los tomos sean necesarios en la biografia del Mike.

 

El décimo álbum de la serie marca la llegada de Michel Blanc- Dumont, que acompañara gráficamente a Corteggiani, quien no rehúye al desafío durante once números más y marcará una clara diferencia con Wilson. Al contrario el dibujo es más académico y la mecánica alcanza otro nivel, consigue un impulso en la serie con una viñeta más nutrida reafirmando los recursos de la novela gráfica.

La solución de Pinkerton nos llevará por un universo más rico en detalles, un esteticismo envolvente en Atlanta-Georgia.  Julio de 1864 en el hotel Trouthouse se volvera a citar la recurrente aventura, que como siempre la acompaña el sello que imprime la leyenda, redondeada con La senda de los malditos.

50. El sendero de las lágrimas, 51. 1276 almas, 52. Redención, 53. Gettysburg

 

La juventud de Blueberry alcanza la madurez sin complejos pero siempre se quedará a la sombra de Blueberry.

 

54. La sirena de Veracruz

De igual forma el Último tren hacia Washington es el duodécimo título de la saga, el tercero en el ciclo de las conspiraciones, en él se frustra un ataque contra el presidente Abraham Lincoln. De este modo nos encontramos con, Hay que matar a Lincoln, el decimotercer álbum que pone fin al ciclo dedicado a Atlanta.

Como resultado por su parte Corteggiani y Michel Blanc- Dumont se prestan perfectamente al detallismo y viveza documental, abordan un ejercicio de buenos reflejos frente el imaginario popular del western y el papel de la caballería. No han cometido ninguna traición, las situaciones son extremas y van descubriéndonos su capacidaz frente al tándem creador, adaptando su estilo a un juego de espejos lleno de polvo y balas.

 

La juventud de Blueberry es una de las tres líneas argumentales que abarcan toda la vida del carismático héroe del Salvaje Oeste.

 

Finalmente con El carnicero de Cincinnati surgen nuevos personajes, nos prepararemos para una persecución condensada en dos tomos. Como resultado finaliza en el siguiente volumen que corresponde a, La sirena de Veracruz abonando un terreno que no hace más que insistir en los guiños supeditados a la serie principal y dispuesto a entablar negociaciones de correcta continuidad.

Con la mediación de Blueberry la historieta explora la participación de varios guionistas, ilustradores y coloristas para establecer la paz con el ejército.

 

También 100 dólares para morir ofrece un escenario más dinámico y nos recordará los trazos originales de la serie. Probablemente el lenguaje con el que se comunica Mike Donovan continua a la altura en, El sendero de las lágrimas, 1276 almas, Redención y Gettysburg.

El último álbum de la piramidal serie, el número 21º El convoy de los forajidos, es un tributo de Mike a bordo de un tren y rumbo a la penitenciaria. Por lo tanto es una historia independiente de las anteriores y dibujada por una fina línea. Con un tono sepia debido a la delicada paleta de Jocelyne Etter- Charrance.

 

 

Las ediciónes de Norma Editorial son en tapa dura, gran tamaño y papel de gran calidad.

 

Otra serie que justifica con creces un lugar en la lista de las imprescindibles del cómic europeo.

Cuando Charlier y Giraud crearon al teniente Blueberry, nunca se habrían imaginado que su personaje de nariz rota llegaría a tener tanto éxito

Imprescindible   ⭐ ⭐ ⭐ ⭐ ⭐ 5/5

 


Podría interesarte:

JIM CUTLASS DE CHARLIER Y GIRAUD- RESEÑA

Los Gringos De la Fuente, Charlier y Vidal- Reseña Cómic

Jerry Spring de Jijé – Reseña

BOUNCER, Alejandro Jodorowsky y François Boucq – Reseña Cómic

Reseña. Mientras dure la guerra.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *