Una aventura de Spirou por Émile Bravo – Reseña Cómic

Una aventura de Spirou

Una aventura de Spirou

Una aventura de Spirou… el eterno botones pelirrojo, ostenta un flujo delirante y fantástico de gags, un personaje reinventado constantemente, sin conflictos morales, sin pasado y sin orígenes, hasta “Diario de un ingenuo”.

 

 

Spirou, Diario de un ingenuo.
Diario de un ingenuo.

Spirou ha pasado por varios lápices, por muchas aventuras, tiras cómicas o series regulares…durante más de ochenta años.

Bravo se atrevió a documentar de una manera respetuosa e innovadora al personaje epónimo, dotándolo de una gran sensibilidad y sentimientos resueltos tras un trasfondo histórico. Abre el horizonte a varias preguntas que Émile responderá de una manera fluída y clara.Una aventura de Spirou se representa con unas tablas de corte clásico y una estructura casi fija de cuatro tiras cada página, ambientadas con un color retro firmado por Delphine Chedru.

Desde su creación en 1938 por Rob- Vel seudónimo de Robert Velter, el popular ordenanza del hotel Moustic recoge como testigo el entintado uniforme rojo, en realidad nunca ha perdido su traje a lo largo de todos estos años. Este álbum nos sitúa en Bruselas capital belga, en el orfanato San Pancracio. Un joven huérfano llamado Jean- Baptiste sobrevive al clero de manera ingeniosa y generosa, demostrando el despertar de su conciencia con los toques de humor que lo caracterizó siempre. Hay algo muy profundo en la aparente simplicidad del personaje.

 

 

“Una aventura de Spirou” te responderá a todas las preguntas que tenías sobre Spirou.

 

 

 

Émile Bravo (1964), parisino, de padre y madre españoles. Cautivado por los cómics se percata que puede contar historias con sus dibujos y comienza a ganarse la vida como autor debutando con Jean Regnaud; y continuando a lo largo de los años. En 2008 concibe el proyecto de crear el origen de Spirou, y decide llevarlo bajo el contexto anterior a la Segunda Guerra Mundial.

Durante más de una década se sumergirá en la agonía de la ocupación nazi y demostrará ser un digno narrador de una trama histórica, de alguna manera su infancia también la vivió condicionada siendo hijo de refugiados de la guerra civil española, sabía del sufrimiento que provoca.

Su profuso trabajo y documentación nos da las claves de la génesis en el personaje de Franquin, el autor fetiche de Bravo que expandió el universo en el que basa la historia. Plantea las premisas en el primer álbum para retratar la Segunda Guerra Mundial en la vida de un niño, a través de unos ojos ingenuos.

Como ejemplo, nos mostrará que el amor de una joven camarera de habitación le creará conciencia en las acciones y decisiones. Kassandra Sthanl absorbe al protagonista para mostrar la inocencia de un pupilo del estado belga frente a una joven alemana, judía y comunista.Toda la leyenda de Spirou la estructura a lo largo de las viñetas. Como conoció a Fantasio y su historia con la ardillla Spip. O el despertar de la política animada con muchos guiños a personajes que animaron nuestra infancia, como Tintín.

En vísperas de un problema mundial, Spirou y Fantasio se verán envueltos en la invasión de Bélgica por las tropas alemanas en mayo de 1940 en “La esperanza pese a todo, primera partetraza al personaje anclado en una guerra de historia compleja y profunda apoyada en los ingeniosos y detallados trazos.

 

El dibujo es la herramienta de una línea clara de rara elegancia, donde lo importante es la historia impresa de manera profunda y efectiva.

 

 

Un mal comienzo” retoma al personaje y continua como una lección de historia, una crítica a la sociedad con un nivel altísimo del maestro Bravo. Es más ochenta y ocho páginas coloreadas por Fanny Betoit se desliza entre los diálogos y el daño colateral del inicio de una guerra, con resultado de un equilibrio necesario. La integridad del clero en un período oscuro con discurso pacifista. Y un secundario Fantasio que se muestra esencial en esta aventura; los dos amigos iniciarán un invierno difícil en Bruselas.

Los guiños a Tintín surgen entre los diálogos y los dibujos… Asimismo Bravo logra llenar el estabón perdido entre Rob-Vel y Franquin mostrando la conciencia política del botones pelirrojo, en un país ocupado militarmente; cuyo gobierno se retira al exilio abandonando al pueblo, que asiste impotente al resurgimiento del antisemitismo y al miedo.

 

Por consiguiente la humanidad es la protagonista de esta primera parte de los cuatro volúmenes que cubrirán la guerra hasta 1944, una maravilla del noveno arte que arroja luz sobre la parte infantil de Spirou y Fantasio; con unos diálogos divertidos y conmovedores que fluyen vida y estimula la inteligencia.

 

Una aventura de Spirou
Una aventura de Spirou

El trabajo de Émile se compone de “Diario de un ingenuo” y una tetralogía compuesta de estos títulos: “La esperanza pese a todo, primera parte, un mal principio“, “segunda parte, un poco más cerca del honor“, “tercera parte, el principio del fin” y “cuarta parte, un fin y un nuevo principio“. Con la razón de un niño, la tristeza de una guerra y la verdad de la humanidad.

 

 


Te recomendamos:

La bestia humana. Jean Renoir – Reseña

Manicomio. Una historia real

El cineasta – Julien Frey y Nadar. Reseña

Reseña. Mientras dure la guerra.

 


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *