Un día más con vida. Relato autobiográfico de Ryszard Kapuściński

Un día más con vida. Carátula..

Un día más con vida cumple con acierto y criterio con una poderosa historia sobre los horrores de la guerra. Retratada de una manera magistral y poderosa.

Imagen de portada. Un día más con vida

 

Un día más con vida es una coproducción animada basada en el relato autobiográfico de Ryszard Kapuściński. Un periodista corresponsal de guerra, fotógrafo y poeta polaco, que fue considerado candidato para el Premio Nobel de la Literatura. Kapuściński, estaba fascinado por la humanidad y expresaba sus experiencias privadas en síntesis social y reflexiones filosóficas del mundo, su gente y su sufrimiento. Escribió varios libros narrando los viajes a través del horror de un pais devastado por la guerra.

 

Un día más con vida (1976) un libro sobre la guerra de Angola, es considerado el texto más íntimo del escritor.

 

¿Quién fue Ryszard Kapuściński? Escritor, reportero, periodista, viajero incansable, historiador, autor de muchos libros y publicaciones clasificada y catalogada como literatura periodística. Y por lo tanto, circunscrita a este enfoque sus escritos sobre el tercer mundo, encerró experiencias e historias que narran esa realidad tantas veces silenciada y omitida por los medios de comunicación. Autor de centenares de reportajes publicados en diferentes diarios y revistas a lo largo de su vida (1932-2007). De su prosa resalta el tono irónico, el humor, el lenguaje coloquial, personificado en los comentarios dirigidos directamente al lector. Dominó a la perfección la capacidad de convertir unos acontecimientos específicos en universales, proceso reservado exclusivamente al mundo del arte. Se sitúa en la frontera entre una gran variedad de géneros: «Fusiona la prosa documental, el reportaje de viajes, el narrativo y el biográfico.»

Hay cosas que tengo metidas dentro, lo que yo busco es el meollo, el elemento más importante es aquello que constituye el tema, el hilo conductor de una historia. – Ryszard Kapuściński

 

La película narra la vida de un periodista corresponsal de guerra en Angola, en el momento de su independencia a través de situaciones peligrosas, mezclando la animación con imágenes reales. Una guerra civil angoleña, dolorosamente enfrentada en un proceso de descolonización perpetuada varios años, dejando al menos 3500 muertos, cuatro millones de refugiados y más de 100.000 mutilados especialmente por las minas antipersona. Pasando de una manera muy inadvertida como todo lo que acontece en el continente africano.

Fotogramas de la película.
Fotogramas de la película.

Los directores Raul de la Fuente, documentalista y guionista y Damian Nenow, guionista y montador especializado en computación gráfica. Exponen de manera memorable la situación con descripciones surrealistas en secuencias apocalípticas. Añadiendo segmentos actuales, muchos de los cuales están vivos en una tierra de nadie y tierra querida por todos, narrado en un estilo más fluido y fuera de clasificaciones. La película rompe con viejos esquemas, no es un documental, ni una película de aventuras, ni una comedia o biopic. Es todo eso, pero nada en concreto.

Os quedareis muy impresionados por este diario surrealista, una crónica desesperada de un periodista al límite de sus fuerzas donde su verdad se hace realidad con fragmentos de imágenes de archivo. Las teclas flotantes de letras de un recién enviado a la ciudad, capital de Luanda, a una lucha poblada de oprimidos y transitada de disturbios, provocan en la cinta un tratamiento cinematográfico atípico y arriesgado. Cosechando éxitos de crítica y público de una manera sorprendente, tanto por su guión y su carácter informativo como, por la combinación de los interludios de surrealismo manifiesto.

Debes guardar siempre algo de las personas porque desaparecerán sin dejar rastro. Completamente e irremediablemente del mundo y luego de nuestra memoria.-  Ryszard Kapuscinski.

Cameo distribuye una película fascinante donde se utiliza la animación para representar un conflicto que no sea solo otra historia de la guerra, sino también una historia poderosamente incomoda, de periodismo de guerra.

 

Te recomendamos;         ¡Kota, ven!                         La bestia humana. Jean Renoir – Reseña                          Manicomio. Una historia real

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *