Largo Winch. Van Hamme y Phillippe Franq – Reseña Cómic

Al timón de Largo Winch repetimos artesano, Jean Van Hamme, retoma el acostumbrado éxito con un escenario rítmico y empresarial que revela un corrupto marco económico en tierra de finanzas.

 

Nerio Winch es un hombre de negocios con un grupo de cotización en el mercado de valores de diez mil millones de dólares. Sin vástagos ni familia decide adoptar un huérfano yugoslavo como su sucesor, educándole en su impronto olfato para los negocios.

Un joven de vaqueros azules, rebelde y anticonformista al filo del peligro constantemente y bajo el siempre esponjoso pretexto de luchar por la continuidad de un conglomerado empresarial, el Grupo W. Largo Winczlav debe enfrentarse a enemigos externos que buscan hacerse con su fortuna. Todo un “western financiero” que reside en dividendos que tributan por tramos muy inteligentemente eficientes tanto gráficamente como en el guión.

 

Sin embargo, hay una cosa que no se puede aprender en las oficinas de Manhattan lectores…¡el instinto! Y mi instinto me grita claramente: ¡peligro!

Jean Van Hamme (1939) es novelista y guionista belga de cómics y televisión. Ingeniero comercial y licenciado en administrador de empresas. Hamme trabajó como periodista, hasta que en 1976 desempeña el oficio de escritor a tiempo completo, en particular con “Largo Winch” cuya trama revoluciona el género que utilizará para una saga de cómics con márgenes de economía aventurera, editado en 1990 y con Philippe Francq en el apartado gráfico.

Francq (1961) siempre fue un ferviente lector de historietas, estudió diseño en Bruselas, en 1988 conoció a Hamme quien le ofreció ser el dibujante de la adaptación de sus novelas al contexto de noveno arte de las altas finanzas.

Destaca por las expresiones faciales, captadas de su propia rostro frente al espejo. Las secuencias de acción sempiternamente y personajes recurrentes bailan al compás del argumento denso y lleno de diálogos, los giros de guión cnsiguen atraparte sin descanso. Su técnica esta influenciada por el estudio de Hergé, y los dibujos de Hermann.

La capacidad de imantar la ilustración con la espectacular aportación del colorido, produce una sinergia que se apodera del álbum. Una serie que se extiende tantos años necesita volver a repetir personajes para sustanciarla y volver a la mente de los lectores para reanudar los recuerdos. Esto le sucede a Miss Pennywinkie, Charity o Christelle el primer gan amor de Largo

Largo Winch es un universo de treinta años y una galería de personajes que constituyen un mundo en sí mismo.

Los escenarios inteligentes lucen un despliegue de propósitos con el fin de analizar los tipos de riesgos y predecir con determinada cuantificación una intriga internacional. Previniéndonos de los altos ejecutivos del Grupo W, John D. Sullivan y Dwght E. Cocharane en una verdadera guerra secreta por el poder. Lejos de sospechar el destino que le espera, y con una premisa moral bien resuelta, acepta el legado del viejo Nerio porque quería preservar el grupo y su 400.000 puestos de trabajo.

 

-¿De qué sirve rebelarse contra su destino, joven amigo? La existencia de un hombre no es más que un suspiro en el torbellino de la eternidad.

-Habla por ti mismo , abuelo. Yo, mi suspiro, lo quiero. Especialmente el último.

Largo-Winch-Reseña-7&9
Personajes de la saga.

Con profundas convicciones apolíticas y convencido de que el mundo es un lugar enorme que merece la pena ser explorado, nuestro héroe aventurero, de aire despreocupado visitará pueblos indígenas para hacer frente a su duro paisaje y recorrer una ancestral cultura que combinan perfectamente con el clima de la serie centrada en el poder, dinero y sexo… La trama esta tejida como un enigma a largo plazo enfrentándose a varias amenazas desenvueltas en giros que tomaban como modelo alguno de los principios esenciales, las expectativas sobre el beneficioso futuro del Grupo W. Como las posibilidades sobre la evolución económica y la confianza de los inversores con miles de millones de dólares en juego.

Cuando hablamos de acciones, la palabra valor puede significar varias cosas, con ese mismo tono perturbador que le creará muchos enemigos y un amigo incondicional, Simon Ovronnaz.

 

-¿Cómo te sientes en la piel del hombre más rico del mundo?

-Como un emir en su baño de aceite, no muy limpio y un poco maloliente en los bordes.

 

Van Hamme es heredero de los años 50 donde los personajes masculinos eran los héroes y deja a las mujeres en evidencia con el papel de “novias”, un adorno que casi no lleva ropa y sobrecarga de desequilibrio el sexo femenino. Un itinerario que delata los años del inicio, al más puro estilo del servilismo tan rancio en los años actuales. Dejando ese detalle tan de la época, en el tintero de la imagen “sexualizada”, volvamos a lo que nos ocupa.

Tomando como punto la documentación de la serie que representa la obra literaria, el universo Winch es rico en exteriores de largo recorrido por el mundo de la literatura, Alejandro Dumas, Julio Verne, Jack London, etc.. Y una absoluta admiración por James Bond. Largo es el primer nombre del villano en “Operación trueno” 1965. Nunca está más de dos páginas en el mismo lugar y en su mundo, el lujo algunas veces esta vestido de esmoquin, hoteles, aviones, helicópteros y …¡chicas!

Por otro lado Hamme añade trece años de responsabilidad en grandes empresas y entrevistas con bufetes de abogados para aportar de realidad los aspectos legales. Todo ello le permite detallar la atmósfera apropiada, dosificando el suspense y haciendo crecer a los personajes en un catálogo de larguísima trayectoria que va ganando en madurez con un total de 21 números en España. Hamme deja el mundo empresarial de Largo con el número 20, titulado “20 segundos”, por un desacuerdo con ilustrador Philippe Francq.

Largo-winch-7&9 reseña

 

El inevitable tránsito de Largo Winch hacia el desafío de continuar en este último, “La estrella del alba” es de Éric Giacometti (1963), escritor y periodista francés. Giacometti es conocido por su personaje, el comisario Antoine Marcas, protagonista de sus novelas policíacas con transfondo masónico escritas junto a Jacques Ravenne.

 

Nos sorprende el nivel que sostiene un género tan reutilizado como es el del thriller aventurero. Una serie clásica que los lectores seguimos reclamando. El nuevo guionista ha relanzado muy bien el grupo W una historieta actual que afrontará una nueva economía. Es un placer ver las leyendas plasmadas en tapa dura y excelente papel por Norma Editorial. El título promete continuar y dejarnos un hueco en la imaginación para remontar las aventuras de nuestro apuesto millonario.


Estos enlaces le pueden interesar:

La bestia humana. Jean Renoir – Reseña

Bone. Integral Jeff Smith – Reseña Cómic

Un día más con vida. Relato autobiográfico de Ryszard Kapuściński

Reseña. Mientras dure la guerra.


 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *