EL GRAN PODER DEL CHNINKEL. Rosinski y Van Hamme- Reseña Cómic

Reseña El gran poder de Chninkel

El gran poder de Chninkel de Grzegorz Rosinski y Jean Van Hamme es una de las mejores creaciones francófonas de cánones literarios representada por una alquimia que funciona a la perfección.

En esta ocasión me detengo ante un Maestro Creador de los Mundos, en forma de monolito negro, un mundo de hadas, adivinación y mágia, un simbulismo de gran angular donde el vacío se usa con gran precisión. Estamos ente un cómic que rompe los estereotipos que componen el legado narrativo de Van Hamme.

Una maravilla estructurada en capítulos que atrapa al lector desde el inicio. Te lleva a una aventura cautivadora y deslumbrante. El punto de partida se iniciada en una batalla como nudo de toda la historia, actúa como un canal por donde pasa la acción mientras esta se desplaza por la memoria de los antepasados que desemboca en womochs, andróginos, amazonas de párpados cosidos y chninkels, unos esclavos de manos trémulas arrojados a la degollina por amos despiadados…

El gran poder del Chninkel domina los mecanismos narrativos en un contexto de fábula reubicada por un filtro de epopeya heroica. Un cruce entre un mundo en guerra y una versión alternativa del Nuevo Testamento, consiguiendo eludir la disposición clásica de los hechos relativos a la vida, así como los hechos sucedidos en las primeras décadas.

 

 

 

El gran poder del Chninkel se publicó por primera vez en 1988, Jean Van Hamme, (Bruselas, 1939) y Grzegorz Rosinski, (nacido en Stalowa Wola, Polonia el 3 de agosto de 1941), abordan el antagonismo latente entre la fuerza del destino y la libertad para escapar. El trazo en blanco y negro de origen genera un impactante contraste, un bicolor que descubre al héroe débil y oprimido en la apoteosis del virtuosismo gráfico.

El ecléctico conjunto de fondo luminosos, da relieve en los lápices de Rosinski, plumas, papel cuadriculado y otros elementos desarrollan un efecto granuloso y una notable creatividad del universo intemporal, un torbelliño de emociones fuertes que se basan en arquetipos fundamentales. Hamme fascinado por la mitología y las historias con potencia arquetípica, mezcla un relato de heroic fantasy en una atmósfera de género codificada en milagros.

 

 

Septimo y Noveno.

 

Los Tawals velludos, sin cerebro ni criterio demuestran una fuerza colosal educada para matar…

 

 

En un contexto de fábula reubicada por un filtro de epopeya heroica, entre la divinidad y unos seres cuyo origen nadie recuerda, Van Hamme y Rosinski logran, en aquel entonces, encumbrar a lo más alto de la cima, una trilogía que ocupa un lugar privilegiado en el noveno arte. Una génesis de fantasía teológica, con una brecha humorística de un Dios monoteísta, pero aun es mas destacable el mecanismo a través de unas imágenes poderosísimas que constatan, un lugar privilegiado que se sale de los lugares comunes del cómic.

 

 

Septimo y Noveno
El gran poder de Chninkel de Grzegorz Rosinski y Jean Van Hamme

¿De qué sumidero de abyección habían salido aquellas razas superiores que nos habian estreñido a servidumbre tan atroz?

 

Septimo y Noveno
J’on

 

El delirio imaginativo del duplo capta la esencia de cada instante concreto, acuñado por un marketing teológico y sombrío entre los “Tres inmortales” y J’on, un mesías diminuto de cabello rubio, encargado de la paz universal en “Daar”.

Una civilización primitiva siempre cubierta de admiración y temores acompañados con una leyenda de cóctel explosivo, con bastantes recursos sensuales narrados sobre un largo viaje por el mundo de potente imaginería, un logro divino de registro sulfuroso, con un ritmo sostenido que nunca cae, incluyendo elementos como la profundidad de la mirada de extraño poder con una historieta ocurrente y divertida.

 

 

 

El gran poder de Chninkel de parecida asonancia griega, representa una aldea de enanos que se convierten en el pueblo elegido.

 

 

 

G’ well

 

Los creadores de THORGAL con el tiempo se han convertido en auténticos referentes y desafían al lector con un cuento filosófico que concuerda muy bien sobre unos cimientos impuestos por un tono tolkeniano y costumbrista, un obra con referencias cruzadas que trazar de forma verosímil las profecías. El gran poder de Chninkel disfrutara quince años después de la primera publicación con una segunda juventud   con una edición coloreada por Graza en el 2001.

 

El gran poder de Chninkel pertenece al círculo restringido de los clásicos del noveno arte.

 

 

Para finalizar, señalar los términos de influencias de total fidelidad al género donde esta fuera de toda duda la Biblia, con una estructura de relatos donde los pasajes principales están realmente presentes. Entre otras fuentes de inspiración tambien se encuentra el cine, donde se muestra como evidente homenaje la ciencia ficción con 2001: Una Odisea en el Espacio de Kubrick (1968) o El planeta de los Simios de Pierre Boulle (1963). También podemos ver una representación de la pintura La última cena de Leonardo Da Vinci, cuando come en compañía de algunos habitantes de Melar.

 

 

Septimo y Noveno 

Norma Editorial recopila la serie en color, de manera integral y cronológica, una obra maestra que brilla con luz propia. Logra sobrepasar el paso del tiempo sin envejecer con una historia que fluye de forma mesiánica en la historia del noveno arte.

 

Indispensable ★ ★ ★ ★ ★ 5/5


También les puede interesar:

 

Hombre José Ortiz y Antonio Segura-Reseña Cómic

La bestia humana. Jean Renoir – Reseña

XIII-William Vance, Jean Van Hamme-Reseña Cómic

 


 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies