Blueberry, Integral 7 – Reseña

Blueberry integral 7

El carácter mágico de Blueberry tiene su pentagrama y solfeo en la batuta que dirige las obras maestras. Enunciando una eclosión de profundidad y delicadeza en el lejano oeste, bajo un equilibrio de dominio perfecto.

 

 

Viñeta de interior de Blueberry 7
Viñeta de interior de Blueberry 7

 

La búsqueda de redención y venganza llega al final. Giraud y Charlier equilibran cuentas en el ciclo del tesoro confederado, llevándolo al panteón del oeste en una maravillosa mezcla de destreza y personalidad.

 

Lean-Michel Charlier, creador del personaje, muere en julio de 1989. Sus sustitutos Patrice Pellerin, apadrinado hacia tiempo por Charlier, y Christrian Gaty hacen frente a los dibujos tras la muerte del maestro. Jean Giraud ya es famoso bajo el seudónimo de Moebius, liderando una doble carrera El Incal y Blueberry; que de sobremanera repercute en la pluma en el título de La tribu fantasma, con escasez de masas negras y un equilibrio con mucha más luz al color, al movimiento y la fluidez. Se caracterizará por muchos personajes secundarios y brotes de acción casi simultánea mostrando la virtud cardinal de su estilo, alcanzando total dominio de su arte tras su doble carrera: Doctor Gir y Sr. Moebiu.

 

Norma Editorial pone por primera vez al alcance del público la colección en su orden cronológico y recupera sus colores originales, tal y como aparecieron por primera vez en la revista Pilote. Este séptimo integral contiene los álbumes La tribu fantasma, La última carta y El final del camino.

 

 

El personaje de nariz rota en el interior de las páginas
El personaje de nariz rota en el interior de las páginas

 

Blueberry cabalgará bajo el infernal sol transgrediendo las normas sin traicionar su honor.

 

 

La historia con mayúsculas se vuelve a dar cita en La tribu fantasma. Giraud ya ilustraba en paralelo El Incal, como hemos comentado, nos brinda el subrayado de la luz, grandes panoramas en formato grande volcando infinidad de detalles. Invocando los episodios anteriores en una persecución frenética, para salvar a una tribu india frente a un marginado. La acción desarrollada desenvuelve una enorme amplitud geográfica, perseguidos durante varias páginas a golpe de tambores indios, de una forma fascinante y extremadamente creible.

 

 

El conjunto de una ciudad mexicana, las vestimentas y unos grandes sombreros despistan a los soldados y se vuelve a establecer una nueva ruptura de nuestro héroe con el ejercito. La última carta amenazan con unas muertes anunciadas. Los gráficos ya nos muestran más espacios vacíos y un estilo muy Moebius. El álbum es más maduro, ha evolucionado, evocando al western americano de Sam Peckinpah, personajes alcohólicos y decrépitos, envejecidos por la mala vida. Blueberry ya tiene canas y arrugas pronunciadas, han pasado dos décadas, volviendo a ofrecernos a McClure, Red Neck y Blueberry juntos. Los sitúan en la carcel, en la que creen que será su última noche. Parece el fin de una etapa.

 

 

Giraud trabaja en proyectos de cine y en Marvel, todo ha cambiado mucho. El final del camino, es el primer título que se publica como álbum, las publicaciones semanales ya no se estilan. Este título será profético y el último que Charlier haya podido terminar, marcando el final de una era clásica cerrando varias tramas. Nuestro protagonista es más taciturno, más nostálgico, sostiene un tratamiento más comprensivo, con más toques cómicos transpasados también al relato.

 

 

En Blueberry, Integral 7,se  establece una historia que actúa como una transición para el próximo álbum.

 

 

Títulos interior 7 integral Blueberry
Títulos interior 7 integral Blueberry

Esta etapa se muestra más madura. Los lectores han crecido, el comic de western por entregas semanales se acaba y se publicarán títulos completos. La serie ya tiene tintes de culto con un tono clásico sobresaliente. El marco histórico de la expansión sobre las fronteras de los nativos en las abruptas sierras de los Squaws y Papooses, es provocadora en las primeras hojas, serán vigilados por el guión en el que transita Blueberry, Integral 7.

Norma Editorial edita esta serie que lleva acuñada la marca de obra maestra, legando a futuras generaciones esa cualidad que la convierte en inmortal.

 

 

TE RECOMENDAMOS   La bestia humana. Jean Renoir – Reseña                ¡Kota, ven!                       Manicomio. Una historia real

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *