Reseña – Asesinato por decreto

Sherlock Holmes y el Dr. Watson
Últimas entradas de Fernando Costa (ver todo)

Asesinato por decreto es un thriller de suspense inteligente y bien planeado, dirigido por Bob Clark, en el que Sherlock Holmes y el Dr. Watson, investiga los horripilantes asesinatos de Jack el Destripador en el Londres de 1888 de manera impecable.

 

Asesinato por decreto (Murder by Decree, Bob Clark, 1979)

El final de la época victoriana nos ha dejado un Londres nebuloso por el que paseaba Drácula seguido por Abraham van Helsing y sus muchachos, el doctor Jeckyll (pero paseaba más Mr. Hyde), Serlock Holmes conversando con Watson, Jack el Destripador... La coincidencia en tiempo y lugar del mejor y más célebre detective y la serie de crímenes irresolutos más conocidos tenía que acabar inevitablemente en cine.

Asesinato por decreto, aunque esta no es la primera película sobre el investigador ni sobre el asesino ni la primera que los reúne, sí es una de las más logradas aventuras cinematográficas de Holmes y una buena historia.

El período de recreación es impecable. Una de las mejores y más originales películas de Sherlock Holmes jamás hechas.

La trama de Sherlock Holmes y el Dr. Watson se basa en una de las tesis más conocidas; una teoría conspiranoica sobre el asesino, para hilvanar una intriga bien llevada que busca del espectador complicidad, pero no impunidad, y que explica el silencio de Holmes: descubre la verdad pero tiene razones para, indignado, guardar silencio.

Christopher Plummer, pese a que no suele ser mencionado entre los grandes intérpretes del detective y que tampoco repitió en el papel, encarna un Holmes más próximo y humanizado que otras caracterizaciones. Pero no parece inadecuado viendo cómo Conan Doyle retrató los últimos gestos del detective (en relatos como La melena de león o Su último saludo).

Aun así, la gran noticia es Watson: porque después de tener que soportar a tantos actores que componían un patán, poco más que un borrachín simpático (el entrañable Nigel Bruce hizo mucho daño con su encarnación de un tipo bonachón y torpe), quienes diseñaron al personaje para esta película recordaron que Watson era algo más que un admirador del detective.

Plummer es un Sherlock más apasionado de lo habitual, horrorizado por las verdades que descubre, incluso a la vez, conmovido hasta las lágrimas.

 

Confiaron la interpretación al mismísimo James Mason, que encarna un médico inteligente, un compañero leal y un hombre sensible desbordado por el salvajismo de los asesinatos. Entre el indignado Plummer y el gran Mason componen una buena pareja Sherlock Holmes y el Dr. Watson que funciona con eficacia en esta historia de suspense. Refleja las diferencias entre las zonas más pobres de Londres y las más ricas, pasando de los ambientes más deprimidos a los más acomodados. Holmes conoce todos esos ambientes y sabe desenvolverse en ellos, pero se encuentra con quienes saben que pueden ocultar sus culpas tras un muro de impunidad. Lo rodean un puñado de extraños secundarios entre los que destaca el extraño papel de Donald Sutherland.

 

Te recomendamos        RESEÑA CÓMIC – Las aventuras de Sherlock Holmes – Berardi y Trevisan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies