Los Combates Cotidianos de Manu Larcenet-Reseña Cómic

loscombatescotidianos.7&9

Los Combates Cotidianos de Manu Larcenet está enmarcado de personas que viven al margen, bien dicho… La vida se encarga de ponerte al margen: una frase mal dicha, una enfermedad, un accidente, la vejez…

 

Larcenet reúne un guión sólido, bien hilado, un trabajo que nos enfrenta a revisar los afectos surgidos de los trazos marcados por una neurosis profundamente filosófica, una historia vaporosa, inflamable de cualquier presente que vive con el riesgo de la pérdida de una cotidianidad absoluta. El autor traslada a las viñetas los planos y nos muestra un contexto desarrollado con un humor fino y de aspecto sociológico.

Manu Larcenet (1969) Issy-les-Moulineaux (Francia), tras estudiar Artes Aplicadas debuta profesionalmente en 1994. En 1997 funda, con Nicolas Lebedel, su propia editorial: Les Rêveurs de Runes, en la que se autoedita sus proyectos más personales y experimentales. Los combates cotidianos (2003) le vale el Premio al Mejor Álbum del Salón de Angoulême de 2004.

 

Los Combates Cotidianos de Manu Larcenet

 

En Los Combates Cotidianos, Marco durante mucho tiempo pensó que la “fuente” de sus angustias eran sus padres, hasta que comprendió que su infancia no había sido sino, un malentendido.

 

Marco, fotógrafo, decidió abrir un paréntesis y volver a conectar con su infancia, con un aire de fábula la viñeta muestra las distintas etapas que mantenían al protagonista en un frágil equilibrio. En un escenario perfectamente dominado por la alternancia de color y la técnica entre las escenas en total ósmosis con un dibujo hipersensible.

Aunque sea diferente de una persona a otra, el protagonista padece crisis de angustia, (ataques de pánico) que se definen como la aparición brusca de un período definido y breve de malestar o miedo intenso. Manu no deja aristas y busca el detalle en el encuadre, entonces se llamaba de otra manera, tetania, hipoglucemia, espasmofilia, eran enfermedades vagas de misterioso origen. A falta de una definición concreta, el tiempo, deja patente sus limitaciones, en el proceso, su comportamiento anodino lo anestesiaba en un aroma de perdedor solitario, en estado puro, a base de silencios, gestos y miradas.

 

Los Combates Cotidianos

 

 

Tenemos maneras diferentes de reaccionar ante la tristeza, ante el dolor, ante la ausencia del otro. Los hay que hablan, que discuten o elaboran teorías detenidamente, como para llenar sus vidas. Otros por el contrario callan, incluso se anestesian de un vacío tan demoledor, que aniquila las emociones…

 

 

Los Combates Cotidianos tiene la capacidad de decir más allá de las imágenes y de las palabras. Escrita con una humanidad abrumadora da visibilidad al amor, la familia, el paso de la edad adulta y de la muerte. La idea de otorgar a cada personaje su marca preserva la manera de trabajar de Larcenet, es el álbum más personal, y el mejor, la línea trazada penetra en los paisajes y la historía, comparte con el lector los interrogantes sobre los engranajes del mundo y la existencia humana. Cargado de un humor cómplice que evita la ironía, es sazonado abundantemente de corazón y cerebro, en un medio tan rico como el cómic.

Una historia representada por sí sola a través de un cámara de guerra adicto a los ansiolíticos. Si te esfuerzas puedes precisar las sensaciones ilustradas con una técnica rodeada de imágenes, de referencias que se detallan en los colores, desarrollandose en un cómic de conceptos que lo llevan a encontrar su camino para llegar al lector, casi sin necesidad de palabras.

 

Los combates cotidianos toma conciencia de el timo ideológico, consiste en hacer creer que existe una verdad, y entonces lo real ya no importa en la medida en que se puede doblegar para conformarse a la ideología.

Larcenet nos explica donde se ubica la frontera, nos explica al hombre que se esconde detrás de todo a través de una parábola modesta, a través de una lectura que aminora el tiempo en las 264 páginas que dura la travesía. Manteniendo presente siempre el peligro y los accidentes de contexto social, la realidad política. Rastreado en cuatro volúmenes absolutamente abrumadores y sencillamente fáciles,  sobrepasa la suma que consiste en combinar intensidad al mensaje con episodios que te hacen vibrar.

reseña Los combatientes cotidianos.
Los Combates Cotidianos de Manu Larcenet

 

En el tono de entidad propia marca la pauta y logra todos los recursos posibles nutridos de un largo descenso a la felicidad frente a la lucha ordinaria de la vida.

 

 

Estamos, ante un poema visual sublime en su sencillez, cristalizado de una manera conmovedora, no te quedarás indiferente. Manu Larcenet, intimista y reflexivo, plantean una serie de cuestiones morales y éticas que no tienen una respuesta sencilla. El esquema de la obra se inspira fielmente en el espíritu del sentimiento, partiendo del deseo de hallar su propia identidad. En las cosas hermosas, ideales e imperiosas, él veía la vida a través de pequeñas cosas. La desesperación plantea preguntas esenciales que no pueden acomodarse en ninguna ideología.

 

La poesía es la única forma libre de percatarse de lo que vale la pena.

Depardon, Brassens, Miyazaki, Bonnard, Jarmush, Sempé, Tom Watis, Cezanne, Monty Python, Monet,Brel, Desproges, Klee, Cartier-Bresson,Spring Steen, Céline, Harvey Keitel, Baudelaire, Van Gogh… LA POESIA LO REDIME TODO.

 

La obra agrega y superpone toda la capacidad de su autor para expandir hasta el infinito viñetas oníricas y contemplativas. Un marcado gusto por la libertad busca refugio en todos los elementos de la naturaleza, se ajustan, se ordenan, se imbrican como nada comparable. “Nada se oculta sino para ser descubierto, y nada se esconde, sino para ser revelado.

Los Combates Cotidianos

 

Los Combates Cotidianos es un trabajo realmente bueno que reúne todas las piezas posibles para brillar con luz propia, viene envuelto en una edición Cartoné por Norma Editorial. Una alegoría que se ocupa de las relaciones sociales y la intendencia para entendernos. La capacidad que comparte el dibujo y la escritura deja una huella que te atrapa durante el relato de la lectura, te sumergirá en una auténtica obra maestra.

 

Un cómic que se resuelve de forma tierna y divertida a la vez,
buscando su rincón en el mundo.

 

Indispensable 5/5


Te puede interesar;

Buddy Longway de Derib – Reseña Cómic

Manicomio. Una historia real

¡Kota, ven! Takashi Murakami- Reseña Cómic

La Gente Honrada. Gibrat y Durieux – Reseña Cómic


 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *