Veneno, Protector Letal – Reseña

Veneno

Portada de Veneno

Veneno, Protector Letal ¡Enemigo mortal de SpiderMan!  ¿Defensor de los inocentes? ¡Eddie Brock y su simbiótico “otro” han decidido dar una vuelta de hoja y convertirse en un héroe! Prepárate para experimentar el Venom original en su primera y más mortal serie.

 

 

Saludos, amig@s de Séptimo & Noveno Arte y bienvenidos a la sección de cómics USA de nuestra web con la reseña de Veneno protector letal.

 

Veneno, Protector Letal

Para inaugurarla vamos a reseñar la primera miniserie de la que fue una larga lista de ellas Veneno, Protector Letal, publicada allá por los años noventa y cuyos protagonistas fueron el viscoso ser alienígena y su portador, Eddie Brock, convertidos ambos en el guardián de la justicia llamado “Veneno”, el cual se merecía tener una aventura como esta ya que marcaría el rumbo de sus futuras publicaciones. Digamos que ésta fue “la semilla del bien” que se plantó en el personaje de “Veneno” por la editorial todopoderosa Marvel y que iría dando sus frutos a lo largo de los años.

 

Veneno tuvo una buenísima acogida y el público enloqueció con su lanzamiento.

 

Este cómic tuvo una buenísima acogida y el público enloqueció con su lanzamiento, y aunque fueran los tan denostados años noventa (hablando del cómic de superhéroes) esta miniserie de seis números merece un lugar de honor en toda biblioteca de todo “Marvelita”.

 

Viñetas del interior

 

En “Veneno: Protector Letal” vemos como su protagonista engloba los valores de los superhéroes de toda la vida, especialmente los de Spiderman (ya que también fue portador del simbionte), pero estos valores se exponen en el cómic de una forma bastante sesgada, debido a que Veneno viene de ser un villano, por lo cual esa dualidad entre lo que es el bien y lo que es el mal para él está presente en todo el tebeo, porque, ¿puede un superhéroe conseguir todos sus objetivos aunque eso suponga llevarse vidas por delante? Es decir, ¿el bien justifica los medios? Con Spiderman tenemos claro que todo lo que haga lo hará a favor del que sea la víctima en ese momento: si la víctima es un inocente lo salvará y si es un villano intentará castigarle pero de forma que la vida de este malhechor quede a salvo siempre que sea posible. Spiderman no mata, sin embargo, alrededor de Veneno esto sí se da. Aunque sea un justiciero todavía le queda esa maldad tan característica de este personaje y que ha hecho que sea un éxito de masas.

 

La dualidad entre lo que es el bien y lo que es el mal está presente en todo el tebeo.

 

El cómic se divide en seis capítulos y en ellos vemos como Brock vuelve a San Francisco para convertirse en el libertador de la ciudad ¿Conseguirá Veneno derrotar a las nuevas amenazas que le harán frente allí? ¿Cómo reaccionarán ante su nueva vida de justiciero todos los que le rodean y él mismo? ¿Y Spiderman? ¿Qué pasará con Spiderman? Enemigos nuevos como “El Jurado” “Roland Treece” o una serie de vástagos del propio simbionte entre otros, nuevas amistades ocultas en el subsuelo de un parque de la ciudad y la relación con Spiderman, serán la base del guión realizado por David Michelinie. Seguro que lo disfrutarán.

Interior del álbum

Los dibujos van a cargo de Mark Bagley y Rom Lim. Ambos hacen un trabajo perfecto, depurado, trazos imposibles… todo ello hace que al combinarlo con el guión el cómic sea una obra maestra. Y es que cuando los genios se ponen a hacer su trabajo el resultado son historias y dibujos como los de esta aventura: fresca, bien estructurada secuencialmente, con sorpresas inesperadas… por algo fue un increíble éxito de ventas y la piedra angular del Veneno que todos conocemos.

 

 

 

Enemigos nuevos como “El Jurado” “Roland Treece” o una serie de vástagos del propio simbionte te esperan.

 

 

 

“Veneno: Protector Letal” fue publicado entre febrero y julio de 1993 por la editorial estadounidense MARVEL y en España en agosto de 2018 por la editorial PANINI COMICS.

 

Nº páginas: 160.
Formato: Tapa dura.
Precio: 16,95€

 

Te recomendamos… Howard Flynn o Blueberry integral 7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *