Lobezno: Logan. Novela Gráfica Marvel-Reseña

Lobezno: Logan

LOBEZNO: LOGAN. NOVELA GRÁFICA MARVEL. POR BRIAN K. VAUGHAN, EDUARDO RISSO Y DEAN WHITE.

A mediados de los setenta apareció un mutante en nuestras vidas que iría evolucionando con los años y se convertiría en la cabeza visible del grupo X-Men. Se hicieron series limitadas, viajó al futuro y al pasado y apareció en los cómics de los principales superhéroes MARVEL, sobre todo en los de mutantes. Ha luchado codo con codo con personajes como Spiderman, Hulk, Iron Man, Thor… principalmente dentro del grupo llamado “Los Vengadores”.

Lobezno: Logan, los villanos sucumbían ante sus garras de adamantium y se convertiría en el mejor en su trabajo.

De ahí salieron películas, series de televisión, videojuegos, y merchandising por doquier. Todo eso lo consiguió Lobezno, pero a Logan le faltaba una historia por contar, una historia profunda, ambientada en un entorno conocido por él desde los inicios de sus andanzas en el mundo del cómic. Ese lugar es Japón. Podría haber sido cualquier parte del mundo pero Logan nunca se cansará del “País del Sol Naciente”. En esa historia no hacía falta que aparecieran ninjas, ni nada de ese estilo. Lo que le faltaba a Logan era una historia en Japón. Pero además de estar ambientada en ese lugar, temporalmente tenía que estar localizada en el año 45, en La Segunda Guerra Mundial y más concretamente en Nagasaki.

Lobezno: Logan Reseña
Lobezno: Logan

La revelación llega para Logan en una novela gráfica imprescindible.

 

Hasta la aparición de este cómic, conocíamos mucho de Lobezno y también conocíamos a Logan, pero no de la forma en la que aquí se nos presenta: como un joven solitario al que todavía le pesan los errores del pasado y que ha terminado su adolescencia no hace muchas primaveras. Logan se nos muestra con todas las imperfecciones que posteriormente convertiría en sus puntos fuertes y que le llevarían a formar parte de los grandes superhéroes de MARVEL, porque aquí, en este cómic, en este Japón en guerra, Logan da muestra de los rasgos superheróicos que le llevarán a la cima, pero no son los rasgos externos, como puedan ser las garras de adamantium o ser prácticamente inmortal, que aún estando presentes, lo que más choca en este cómic no es la personalidad de Lobezno, si no la de Logan.

Ese primer Logan que nace de la pureza al yacer con una campesina que le muestra el mundo tal y como Logan lo vería desde ese momento hasta nuestros días. Se podría decir, sin temor a equivocarse, que si bien Lobezno nace a mediados de los setenta, Logan nace en este cómic.

 

Lobezno vuelve a Nagasaki, uno de sus primeros campos de batalla

Novela Gráfica Marvel. Lobezno: Logan” consta de un prólogo realizado por David Hernández Ortega, la historia en sí misma, que consta de tres capítulos, el primer capítulo realizado solo con tintas, es decir, se le han quitado los colores, para ver el trabajazo que se ha marcado Eduardo Risso y unas páginas finales de las que hablaremos más adelante y que son las que a mí, como guionista “amateur” más me gusta verlas incluidas en un cómic.

La historia que se nos narra en este cómic nos traslada al Japón de La Segunda Guerra Mundial.

Allí, Logan se encontrará con un “compañero” llamado Warren que se encuentra preso igual que él. Los dos conseguirán escapar de la prisión y en su huida se encontrarán con la campesina Atsuko, a la que Warren intentará matar y Logan lo impedirá. Además perdonará la vida a Warren y le dejará marchar. La relación de Logan con Atsuko será muy especial. Pasarán la noche juntos, pero por la mañana, Warren vuelve para vengarse y mata a la campesina. Logan lleno de rabia intenta aniquilar a Warren, pero este último resulta ser también un mutante, con cierto factor de recuperación. Súbitamente, la lucha se verá interrumpida por una bomba que cae en pleno Nagasaki, el lugar donde todo está ocurriendo.

A la vez que ocurre todo esto, vemos a Lobezno en la actualidad luchando en el mismo sitio donde cayó la bomba en Nagasaki, con un espectro que resultan ser los restos de Warren…Esto es una introducción al cómic, pero todavía faltan piezas y secretos por contar de esta historia que solo las sabréis si conseguís el cómic.

Novela Gráfica Marvel. Lobezno: Logan
Novela Gráfica Marvel. Lobezno: Logan

El guión corre a cargo de Brian K. Vaughan y está perfectamente secuenciado.

Como a mí me gusta decir: “Está todo en su sitio”. Fluye perfectamente, está narrado para llevar al lector al Japón de La Segunda Guerra Mundial y a la atrocidad del momento y a la vez está el joven Logan como contrapunto a la situación que le rodea como si estuviera por momentos fuera de lugar, lo que hace ver su debilidad y lo que le queda por madurar. Además es un guión muy bien cerrado y muy interesante.

Eduardo Risso, el dibujante, refleja un mundo como pocos dibujantes podrían haberlo hecho.

Detalles, momentos tensos, reflexivos y de gran envergadura para el cómic, todos ellos desprendidos del guión de Vaughan, quedan perfectamente definidos gracias a Risso. En este cómic se nota que cuando guionista y dibujante congenian pueden contar una historia de calidad.

Y como colorista está Dean White haciendo un buen trabajo, serio y ajustado a las exigencias que la historia pedía, haciendo un buen complemento junto a Vaughan y Risso.

Además, al final del cómic, encontraremos un apartado de extras con bocetos, páginas de muestra que no se usaron en la historia y unas biografías tanto de Vaughan como de Risso.

Lobezno: Logan
Lobezno: Logan

Pero, una vez terminado de leer el cómic, lo que más me llama la atención a mí personalmente, es que en esta edición de la “Novela Gráfica Marvel. Lobezno: LoganPANINI COMICS ha incluido la propuesta del guión que Brian K. Vaughan presentó a Marvel para que se publicara el cómic… ¡Con todo lujo de detalles! Encontrarse con este tipo de documentos es un ejemplo de cómo los guionistas deben (debemos) trabajar para conseguir llegar a la meta que es que un cómic se publique.

Novela Gráfica Marvel. Lobezno: Logan” fue publicado en USA entre los meses de mayo y julio de 2008 por la editorial MARVEL y en nuestro país en enero de 2019 por la editorial PANINI COMICS.

Nº de páginas: 112.


Les puede interesar:

LA PATRULLA-X: GÉNESIS MUTANTE 2.0 – RESEÑA

Rip Kirby – Detective por vocación – Reseña

Manicomio. Una historia real


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *